retirada de residuos químicos

Finalizada la retirada de residuos químicos en la antigua fábrica Massó y Carol

Después de cuatro años, finalmente en mayo de 2012 se pudo llegar a un acuerdo con la propiedad para sacar los bidones con los restos de residuos industriales en un plazo máximo de siete meses, tal y como ha ocurrido. La retirada de residuos químicos de la antigua fábrica Massó y Carol en Santa Coloma de Cervelló (Barcelona) ya ha finalizado, y en el plazo previsto, gracias al acuerdo firmado en mayo entre los administradores concursales de la La empresa de compraventa de productos químicos, la propietaria actual de los terrenos, el Ayuntamiento de Santa Coloma de Cervelló y la Agencia de Residuos de Cataluña (ARC).

Durante estos 7 meses, se han retirado las toneladas de residuos industriales (41 tipos de residuos químicos envasados ​​en unos 6.500 envases y bidones de diferentes capacidades) que se inventariaron. También se han llevado unos palets de madera rotos, unos envases vacíos, y unos depósitos que se han encontrado durante el proceso de limpieza, no previstos en el inventario inicial. Los residuos serán ahora tratados en instalaciones autorizadas, concretamente en la planta incineradora de residuos especiales de Constantí, a través de su valorización o eliminación. ”

Residuos desde 2008

Cuando la empresa química Massó y Carol cerró la planta de Santa Coloma de Cervelló a finales del 2008 dejó acumuladas toneladas de residuos industriales. A pesar de los procesos administrativos iniciados por la ARC, las gestiones del Ayuntamiento, la presión social y el proceso judicial abierto en los Juzgados de Sant Boi contra Massó y Carol SA por presunto delito ambiental y desobediencia nunca hasta ahora no se había conseguido la retirada de los residuos.

Cuatro años más tarde, concretamente en mayo de este año, todas las partes firmaron el acuerdo de retirada de los residuos.

Las actuaciones de la ARC

Hasta llegar a este histórico acuerdo, la ARC había llevado a cabo diversas acciones, que se remontan ya al año 2008: se expedientó Massó y Carol por la falta de gestión y abandono de residuos peligrosos, por un importe total de € 32.000. También se requirió a la empresa a hacer un inventario de los residuos, presentar un plan de retirada, la correcta gestión de los residuos y el saneamiento de las tierras presuntamente contaminadas, así como la presentación de un estudio de riesgo del conjunto de la finca.

En 2009, la Agencia de Residuos también presentó denuncia en el juzgado de Sant Boi de Llobregat por presunto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente, con el agravante de desobediencia.

Las últimas gestiones realizadas fueron en marzo de 2012, cuando el ARC requirió a la propietaria de los terrenos la retirada y correcta gestión de los residuos bajo la advertencia de acciones sancionadoras. A principios de este 2012 se sumó a la denuncia contra Massó y Carol, presentada anteriormente por la ARC, y en trámite en Juzgados de Sant Boi.

Fuente: Ecoticias.com