Recogida de residuos

 

Recogida de residuos puerta a puerta

El Consorcio Provincial de Medio Ambiente de Albacete está licitando el servicio de puntos limpios móviles, con los que se presta este servicio de recogida selectiva a 35 municipios de la provincia. Se pretende que una empresa especializada se haga cargo de la recogida de residuos, traslado y almacenamiento durante los próximos cuatro años, para poder entregar los materiales recogidos a un centro especializado de gestión de este tipo de residuos.

Los puntos limpios móviles facilitan a los pequeños municipios (en general, por debajo de los 2.000 habitantes) la gestión de residuos que no tienen cabida en la recogida ordinaria, como son muebles, chatarras, electrodomésticos, vidrios y baterías, entre otros; especialmente la recogida de residuos peligrosos o que pueden ser contaminantes.

Como productos concretos, destacan algunos como los medicamentos caducados, radiografías, toner y cartuchos de impresora, tubos fluorescentes o teléfonos móviles.

Hay una serie de cantidades límite de productos que se pueden llevar, por vecino, a estos puntos limpios, principalmente para evitar abusos o la utilización por parte de usuarios empresariales.

Será la empresa que se adjudique el servicio la que establezca un plan temporal, un calendario de recogida por los municipios que se acojan a este servicio.

Además de la recogida de residuos mediante los contenedores, el servicio hace labores de difusión y formación medioambiental en materia de gestión de residuos.

Camiones y contenedores

El consorcio podrá a disposición de los gestores del servicio los equipos necesarios para desarrollarlo, básicamente dos cabezas tractoras, diez contenedores compartimentados, otros diez de caja abierta y dos remolques.

Estos puntos limpios recogen residuos de origen doméstico, ya que no prestan servicio a empresas, como puedan ser las que generan residuos industriales, comerciales o agrarios. En conjunto, en los 35 municipios en el año 2011 utilizaron estos puntos limpios 3.385 personas.

Incluye dos facetas; por un lado, la recogida, transporte y amacenamiento de estos residuos, y por otro lado, la realización de campañas de sensibilización ciudadana.

Las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas para hacerse cargo de este servicio hasta el 21 de enero en el Consorcio de Medio Ambiente.